A José Artigas

Miércoles, septiembre 23, 2009

Vidalita acordate de José Artigas,
y endulzate la boca, cuando lo digas.
A la huella de un siglo que otros borraron,
mintiendo los martirios del traicionado.

A la huella vieja, vidalitay,
que te estoy buscando,
junto a Lavalleja, vidalitay,
yo quiero oírte andando.

A la huella, primero, de José Artigas,
y sacate el sombrero, cuando lo digas.
Lararailaira, lararairá,
y sacate el sombrero, cuando lo digas.

Vidalita orientala, lejana y pura,
a la patria cantala sin amargura.
No hay más huella, canejo, que la de Artigas,
y jugate el pellejo, cuando la sigas.

Patria sola y patria, vidalitay,
patria sola y muda,
rompé tu silencio, vidalitay,
vamos en tu ayuda.

En tu ayuda, ¡ay paisanos!, monten baguales;
vamos mano con mano, los orientales.
Lararairara, lailararará;
vamos mano con mano, los orientales.

Anuncios

5 Responses to “A José Artigas”

  1. Aura Zephyr Says:

    No es extraño que se abogue por la unión de los países sudamericanos cuando es evidente que comparten no sólo intereses actuales comunes, sino que también “héroes” históricos. Pensé que el caso de San Martín en Chile era algo insólito, pero observo que no lo es. El uruguayo Artigas es otro ejemplo de persona reconocida y conmemorada en dos países.

    Me llama la atención que la mayoría de los “héroes patrios”, si no terminaron siendo asesinados, entonces terminaron en el exilio, o voluntariamente se fueron lejos del país que ayudaron a forjar.
    Da para pensar…

    Supongo que el post, aparte de ser un homenaje a José Artigas, es porque te agrada este prócer ¿no?
    Saludos.

  2. Charrua Says:

    Bueno, no creo que Artigas se considerara uruguayo, en realidad. Seguramente se sentía más bien un ciudadano de las Provincias Unidas (la actual Argentina).
    Incluso en 1825 (ya exilado Artigas), cuando Lavalleja inicia la campaña contra la ocupación brasileña, el objetivo es volver a unir a la Banda Oriental con las otras provincias, no un país independiente.

    • Aura Zephyr Says:

      Sí, eso mismo pensé cuando busqué y leí la información de Artigas en Wikipedia.
      Mi reflexión apuntaba a la actualidad. A veces olvidamos qué tan similar es la historia de los países sudamericanos -aunque esto sea de Perogrullo (evidente) ya que compartimos un mismo espacio geográfico, además de otras cosas-, lo cual hace pensar que si tuvimos la misma historia “deberíamos” tener un mismo futuro.
      Creo que esa es una de las razones de todas las iniciativas diversas por lograr una unión de estrategias políticas y comerciales (UNASUR; MERCOSUR y otras). En lo íntimo nos damos cuenta que no podemos hacernos los indiferentes con nuestros vecinos regionales. Nuestro verdadero desarrollo va aparejado de un desarrollo conjunto de la región sudamericana. Independiente de todos los avances y mejoras que un país pueda lograr en lo interno, siempre lo afectará la situación del vecino.
      Sudamérica es muy rica, no hay ninguna razón para que no seamos todos naciones desarrolladas, SALVO nuestra apatía, egoísmo, y terquedad.
      Reconocemos nuestra historia (pasado) común, pero muchas veces nos es difícil asimilar la idea del “futuro común”.
      Como dije, sólo eran reflexiones acerca de cómo estuvimos tan unidos por el objetivo de la independencia, no sólo de un país, sino de toda la región sudamericana. Y ahora que cada quien tiene “lo suyo”, sólo se preocupa por lo suyo y de nada más.
      Saludos desde Chile.

  3. Martín Says:

    Este año, mientras preparaba mis clases, me puse a investigar a Artigas. Yo no soy de los que admiran a los próceres solo porque los manuales escolares me dicen que fueron próceres: busco averiguar exactamente qué hicieron y qué pensaron para que se los considere como tales. En lo que se refiere a Artigas, los manuales argentinos apenas lo mencionan, y con mucha frialdad, aunque sin hacerle críticas directas por considerarlo un “prócer uruguayo”.
    Hay dos motivos para mi reciente admiración hacia la figura de Artigas. El primero es que sus Instrucciones a los diputados de la Banda Oriental ante la Asamblea Constituyente de 1813 indican que su pensamiento político estaba a la vanguardia del de casi todos sus contemporáneos. Él no era un miembro de la clase letrada de la época sino un caudillo rural, y sin embargo sus Instrucciones contienen muchísimos elementos que serían recogidos 40 años después, cuando llegó el momento de dictar una Constitución definitiva para nuestro país. Pero para ese entonces, Artigas había muerto y la Banda Oriental era un Estado independiente.
    El otro motivo por el cual lo respeto son las características de su gobierno en la Banda Oriental en 1814-1816. Artigas llevó a cabo la primera reforma agraria en la historia latinoamericana, repartiendo entre indígenas, negros, mulatos y blancos pobres las tierras pertenecientes a los españoles y a sus partidarios. Lamentablemente después vino la invasión portuguesa a la Banda Oriental, y cuando se los expulsó definitivamente del país, los terratenientes y el nuevo gobierno uruguayo aparentemente desconocieron los títulos de propiedad entregados por Artigas y los beneficiarios de la reforma se quedaron sin nada.
    Saludos.

  4. loco Says:

    ¡Yo soy de Racing!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: