Mingo y Berni

Martes, junio 10, 2008

Había pensado en no hablar de la reciente muerte de Bernardo Neustadt, pero el hecho de que tantos bloggers le hayan dedicado sendos posteos me convenció de aportar mi granito de arena. En el sitio web que Neustadt abrió hace poco encontré esta entrevista con Domingo Cavallo que data de 1984. Lo que más interesante me pareció fue el preámbulo:

Hay un hombre que por su actual influencia en la dirigencia sindical y empresaria vale la pena seguir de cerca. Domingo Cavallo, porque de él se trata, insiste en que nada será posible en la Argentina sin crecimiento económico y sin estabilidad. Pero crecer, a su juicio, no es lo mismo que reactivar generalizada e indiscriminadamente. Muy por lo contrario -precisa-, los sectores actualmente sobredimensionados y que dependen de la demanda del Estado tendrán que mantenerse en recesión hasta que se fortalezcan las áreas productivas. Y estabilizar -agrega- tampoco quiere decir reducir el déficit fiscal de cualquier modo: hay que elaborar una política tributaria correcta y recortar aquellos gastos que no afecten la asignación de recursos ni el futuro crecimiento de la economía. Cavallo no teme hablar de que es imprescindible revalorar el papel de la competencia externa, aun cuando sabe que después de los resultados de la apertura económica instrumentada por Martínez de Hoz sus palabras pueden ser mal entendidas. En este largo reportaje propone soluciones concretas para casi todos los temas y niega que él o la gente que financia la Fundación Mediterránea se hayan propuesto una acción política deliberada para transformarse en un grupo de presión.

Dos cosas: primero, que Neustadt era sin duda un hijo de puta, pero no carecía de olfato político. ¿Quién conocía a Cavallo y su Fundación Mediterránea allá a principios de la restauración democrática? ¿Y quién podría haber imaginado que en la década siguiente conquistarían posiciones clave dentro del Estado, una vez que en 1991 el Ciervo de Anillaco abandonase defintivamente el plan Bunge & Born y decidiera darle una chance a su canciller? Segundo, que queda claro que la cantinela de “enfríemos la economía, bajemos el gasto público” no es tan nueva como yo creía.

Anuncios

3 Responses to “Mingo y Berni”

  1. ..... Says:

    martinez de hoz… creador de la deuda externa moderna ¿no? (yo hasta ase poko no tenia ni idea d esto) de menor a ls 6.000 millones a 45.000 millones…
    y la mitad de los 30.000 desaparecidos eran diriguentes sindicales… pero nn libro d historia ke lei decia solo 10.000 y nada sobre ls sindicatos
    m gustria saber tu opinion d la dictadura en el aspecto economico Martin

  2. Martín L. Says:

    Martínez de Hoz encontró una deuda externa que no superaba los 10.000 millones de dólares (ponele que eran 6.000, pero el número exacto no me lo acuerdo) cuando asumió como ministro de Economía de facto. Cuando la dictadura concluyó en diciembre de 1983, el monto de la deuda externa era de más de 40.000 millones. Ahora bien, él fue ministro durante poco más de cinco años, y la dictadura duró casi ocho. De modo que si alguien tiene una cuota mayor de responsabilidad, es él.
    Durante su reinado se abrieron las exportaciones indiscriminadamente y se estableció un tipo de cambio fijo y sobrevaluado que perjudicó a nuestra industria.
    En lo que se refiere a los trabajadores, no solamente la conducción económica congeló -cuando no bajó- sus salarios y dejó que los precios se fueran a las nubes, sino que además el aparato represivo de los militares se enfocó especialmente en los sindicalistas. El objetivo era desarticular a ese sindicalismo militante que había surgido en los años ’60 y ’70, y creo que lo lograron (cuando terminó la dictadura los sindicatos estaban en manos de los Moyano, Cavalieri, Genta, etc.) Y como bien dijiste, una porción importantísima de los desaparecidos eran sindicalistas.
    Lo de 10.000 y 30.000 se debe a que el número oficial de desaparecidos registrados por la CONADEP fue de apenas 10.000, pero que a medida que pasaban los años las organizaciones de DD.HH. calcularon que la cifra real se acercaba más a los 30.000. ¿Por qué la CONADEP registró tan pocos? Porque en 1984-85, cuando realizaron su labor, muchas familias de desaparecidos tenían miedo de denunciar lo que les había ocurrido a sus parientes, o bien creían la versión de los militares de que se habían “desaparecido solos” (uniéndose a la “subversión” y pasando a la clandestinidad, o bien traicionando a la “subversión” y siendo asesinados por sus ex compañeros).
    Saludos

  3. ..... Says:

    claro… yo me encontré esto cuando estaba buscando info para un trabajo
    Martínez de hoz dijo: “si la argentina va a producir hierro o galletitas, lo decidirá el mercado” los dueños del mercado es decir esas 40 o 50 multinacionales
    gracias x responder!!!
    ke stees bien


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: