Ale, Alberto y Mauricio

Jueves, marzo 13, 2008

Yo no le estoy dando mucha bola a Lanata últimamente. No leí Muertos de amor; a mi viejo se lo prestaron, lo leyó y lo devolvió antes de que recordase pedírselo. Y no le he dedicado demasiada atención a su último proyecto, la resurrección del diario Crítica, salvo acá. Por eso no me enteré de los comentarios de Ale Rozitchner a la noticia de la reunión entre Alberto Fernández y Mauricio Macri en Crítica, donde fueron publicadas originalmente, sino en su blog, donde las posteó para hacerse un poco de autobombo.

El nuevo solucionista recibió al demagogo soberbio: dos estilos de país contrapuestos.

El gobierno nacional trata de impedir que el jefe de gobierno de la ciudad ponga en evidencia la eterna inoperancia del kirchnerismo.

Explicación: Creo que Macri es un líder moderno, aun no del todo comprendido, mucho más comprometido con el bienestar de la gente que el 95 por ciento del mundo político. De todas maneras fue lo suficientemente aceptado como para ganar cómodo las elecciones. Los logros de su gobierno deberán despejar las dudas que aun subsisten. Alberto es el prototipo del personaje odioso: altanero, impostado, soberbio. Me parece que esta reunión debe haber tenido una tensión dramática importante. Querría tenerla filmada para verla entera.

Estas sabias palabras solamente me dejaron una pregunta: aparte de laburar como asesor de Mauricio desde diciembre, ¿Ale seguirá siendo empleado del bloque macrista en la Legislatura porteña, como en septiembre de 2006?

Anuncios

2 Responses to “Ale, Alberto y Mauricio”


  1. Rozitchner tiene más equipos que el Tweety Carrario. Antes de esto, supo trabajar para Telerman en la época en que el pelado era vice-jefe y, en consecuencia, presidente de la Legislatura.

    En esos días le gustaba organizar reuniones con jóvenes profesionales, en especial con perfil (supuestamente) apolítico, vinculados a ONG’s, fundaciones y grupetes similares. Supongo que con esto creía fortalecer su lado (supuestamente) innovador.

    Atenti. Dicho esto, no me parece que el hecho de trabajar para alguien sea suficiente para suponer que las opiniones estén, digamos, compradas. La cosa puede ir en sentido inverso: porque pienso esto, o como tal, trabajo para tal o cual. Y, además, si ese es el rasero, no queda casi nadie en pie en la política argentina.

    pd. Felicitaciones por el nuevo hogar de Terra Incógnita.

  2. Martín L. Says:

    Muchas gracias por ser el primero en visitar, Coronel.
    Abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: