La dolce vita (1960)

Sábado, octubre 6, 2007

Cuando uno hace la crítica de una obra ya consagrada, es imposible no preguntarse qué puede decir que no se haya dicho antes. No obstante, voy a “animarme” a hablar de La dolce vita, de Federico Fellini, película que ha sido analizada y desmenuzada literalmente por generaciones de cinéfilos (en cuanto a Hostel II, he decidido no escribir nada sobre ella salvo que me gustó mucho; les recomiendo leer la crítica que hizo El Odiante en junio).
Fellini nos muestra una semana en la vida de Marcello (Marcello Mastroianni), un hombre con aspiraciones de escritor que se dedica al periodismo sensacionalista en la Roma de los años ’50. Su principal labor es cubrir la vida social de la ciudad, acompañando en sus salidas nocturnas a hombres y mujeres de la farándula. Marcello siente una mezcla de desprecio y atracción por el way of life de las personas con las que su trabajo lo pone en contacto. Su sueño de ser escritor choca con las tentaciones de la dolce vita del título.
Su vida amorosa tampoco es mucho más ordenada. Por un lado, convive con Emma, una mujer bastante histérica que intenta desesperada e infructuosamente llevarlo al matrimonio. Por el otro, tiene una relación esporádica y ambigua con Maddalena, una millonaria que se dedica a los affaires por puro aburrimiento. Y en tercer lugar, se siente muy atraído por Sylvia, una actriz de Hollywood que llega a Roma para filmar una película (y con la que protagoniza la legendaria escena en la Fontana de Trevi; de paso, se cuenta que si bien Anita Ekberg, la actriz que interpreta a Sylvia, fue capaz de estar durante horas sin quejarse en el agua en la fría noche de marzo en que la filmaron, Marcello Mastroianni tuvo que ponerse un traje de baño debajo de la ropa y tomarse una botella entera de vodka para no tiritar).
Lo más terrible de toda la película es la historia de Steiner, un intelectual a quien Marcello respeta y admira y que goza de una vida familiar que es un perfecto contrapunto a la dolce vita aristocrática. Cuando Steiner asesina a sus hijos y se suicida, Marcello se hunde de lleno en esa dolce vita, culminando todo con un final cargado de simbolismo.
Calificación: 10
Anuncios

2 Responses to “La dolce vita (1960)”

  1. Mirta Asset Says:

    ¿Como anda, señor Lasarte?, espero que bien, porque si se dedica a analizar peliculas de la decada del 60′ quiere decir que ya tiene todo estudiado lo de Historia Americana y Mundial, acuerdese que nos vamos a ver pronto y no valla a querer comentarme Apocalipto para versearme con los Aztecas.
    cuando regrese de cuidar a mi mama nos veremos.
    hasta la vista bebe.

  2. Martín Says:

    Hasta la vista, Fernando.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: