Fontevecchia & Blumberg

Lunes, agosto 13, 2007

El domingo pasado el semanario Perfil publicó una entrevista de su director (o, como le gusta llamarse a sí mismo, “CEO”), Jorge Fontevecchia, al empresario, falso ingeniero, falso experto en seguridad y flamante candidato a gobernador bonaerense Juan Blumberg (puede leerse completa acá). Hay dos cosas que caracterizan dicha entrevista: la frivolidad de muchas de las preguntas de Fontevecchia y lo patético de muchas de las respuestas de Blumberg.

Lo de Fontevecchia no es del todo sorprendente, puesto que tanto Perfil como su revista Noticias se caracterizan por tratar temas serios y frívolos con la misma importancia, seguramente para atraer a un espectro más amplio de lectores (sirve como botón de muestra el que no solo haya hecho hace unos meses una nota en Noticias sobre un tema tan trascendente como el por qué de la amistad entre las mujeres y los gays, sino que la haya puesto en la tapa de la revista). Pero lo de Blumberg es otra cosa: leyendo sus respuestas vacilantes y plagadas de muletillas cualquiera creería que se está volviendo senil -y quizá no andaría muy equivocado-. Creo que Blumberg tiene suerte de que esa sea una entrevista publicada por escrito, pues si hubiese sido radial o televisiva lo hubiese dejado peor parado.

En primer lugar voy a poner las preguntas más tontas de Fontevecchia, y en segundo lugar las respuestas más erráticas de Blumberg.

¿Es cierto que llevaba casi una década de separación de su mujer a pesar de vivir juntos en la casa de Martínez?
¿Siempre trató de atacar los problemas con más actividad?
¿A qué edad se casó?
¿Y ella qué edad tenía?
¿Por qué usa el pelo largo? ¿Es una reminiscencia hippie?
¿En 1966, a los 21 años, integró un conjunto de danzas típicas lituanas llamado Ranvyna? ¿Fue bailarín?
¿Por parte de padre también son lituanos?
¿Por qué usted cree tener pasta de líder?
¿Por qué cree que Dios le dio esta misión?

Usted dijo en Radio 10, cuando el conductor González Oro le consultó sobre mails que ellos habían recibido denunciando que usted no era ingeniero, lo siguiente: “Soy ingeniero textil, recibido en la Universidad de Röttingen, en Alemania”. Una cosa es aceptar que alguien lo llame ingeniero; otra es cuando específicamente se le pregunta si no lo es. ¿Por qué confirmó que era ingeniero ante una pregunta concreta?

(se queda mudo y su cara comienza a desencajarse).

Toda su tesis sobre que le resultaba descortés aclararles a quienes lo llamaban ingeniero que no lo era, se desmorona.

Por supuesto.

Hace un año usted dio una conferencia ante estudiantes de periodismo y les pidió enfáticamente: “No mientan”.

(comienza a lagrimear)

(…)

Si usted fuera electo gobernador y se repite un corte del Puente Pueyrredón como el que costó la vida de los piqueteros Kosteki y Santillán, ¿ordenaría el desalojo como hizo Solá?

No. Hoy usted tiene formas disuasivas de hacerlo como hacen en Alemania y en Suiza. Hay formas de prevenir, anticiparse. Lo que pasa es que acá están haciendo todo al revés. Mandan un memo a toda la policía y les dicen que a quien tenga un informante le dan de baja. Otra de las cosas que ha hecho Arslanian es quemar los archivos de los delincuentes. Si usted quiere en una fiscalía mostrar fotográficamente quién puede ser, eso no existe más. Yo hablaba con la Policía de Inglaterra y les preguntaba cuánto guardan los archivos y me dicen 84 años. Huellas dactilares, palmas, ADN y fotografías. Acá estamos haciendo todo al revés.

(…)

¿Está a favor de los casamientos entre gays?

Uno con su traste hace lo que quiere. Pero creo que por algo Dios creó un hombre y una mujer.

¿Le pregunto si votaría a favor de una ley para el casamiento gay?

No, no, eso no.

¿Está a favor de despenalizar el aborto?

Estoy por la vida del individuo, de la concepción. Pero si hay casos extremos, cuando una persona es violada, uno tiene que ser prudente.

Durante una marcha en el barrio de Belgrano hace un año usted dijo: “Estas son ideologías que vienen de (Eugenio) Zaffaroni”, refiriéndose al juez de la Corte Suprema, y agregó: “Como ese fallo de él, que cuando a una persona la obligaron a hacer el sexo oral entonces, como estaba la luz apagada, no es un delito. Yo quisiera que a una hija de él le hagan eso a ver qué dice”. ¿No le parece una barbaridad decir esas cosas?

Lo usé de ejemplo, si le pasara no haría ese fallo.

¿Pero usted desea que le pase?

No, claro que no…

Pero es una barbaridad lo que dijo.

Quizá me equivoqué.

¿Le pide disculpas a Zaffaroni?

Por supuesto…

¿Se considera una persona de derecha?

No. Yo me considero una persona de centro e incluso más de centroizquierda.

¿Qué opina de Patti?

En Escobar lo quieren mucho. Ha impuesto orden, en Escobar no entraban los delincuentes. Y estuvo muy mal que no lo dejaran asumir.

¿Qué opina de Rico?

Lo conozco poco, sé que estuvo en el alzamiento…

¿Y de Ruckauf?

A mí me relacionaron con él pero yo lo vi una vez sola en el Congreso cuando él estaba sentado como diputado y hablaba de una cosa de balas (sic). Eso de meter balas son expresiones de políticos que en el fondo no hacen nada.

(…)

¿Usted estuvo de acuerdo con que los militares derrocaran a Isabel?

Yo estoy a favor de la democracia.

Hoy lo imagino, ¿pero qué pensaba en 1976?

En ese momento había un descalabro grande.

Durante el juicio a Von Wernich se presentó como prueba una carta en la que se menciona a civiles que están citados para declarar, entre ellos Roberto Durrieu, subsecretario de Justicia del ex presidente de facto Jorge Rafael Videla y abogado suyo en el juicio por el asesinato de Axel, como parte del sistema de represión ilegal. ¿Qué siente al ver y escuchar el juicio a Von Wernich?

En el caso de Durrieu, yo lo tomé a él como abogado de Axel e hizo todo el trabajo ad honorem. Yo de muchas cosas no tengo pruebas y hasta que no sea culpable, yo dudo. Pero este señor es el abogado de las empresas más prestigiosas de la Argentina y de países como Alemania que están con los Derechos Humanos.

Una empresa no es lo mismo que un candidato, ahora que compite para ser gobernador, ¿se arrepiente de no haber tenido en cuenta que había sido subsecretario de Videla?

Es que no sabía, vinieron otros abogados y hubo una selección. Por ejemplo rechacé a otros que fueron abogados de Yabrán.

¿Alguna vez en su vida se sintió peronista o fue siempre más lo que se denomina un “gorila”?

Soy honesto, no actuaba en política. El peronismo es el que más está con la asistencia de la gente, el más compenetrado con la justicia social y la gente.

Y además de verlo, ¿alguna vez votó por un candidato peronista?

Soy honesto (lo repite a cada instante y fue borrado por cuestiones de espacio), es que no he votado tantas veces.

Anuncios

One Response to “Fontevecchia & Blumberg”

  1. Pablo Says:

    Justo el otro día estaba leyendo una nota a uno de los presos de Caleta Olivia (detenidos hace unos años por tomar la playa de cargas de petróleo en la Patagonia, para pedir trabajo). La cuestión es que están esperando el juicio en libertad condicional y tienen un problema: todos los “delitos” que se les imputan son excarcelables. Pero en la sumatoria de los mismos (que se hace gracias a la ley Blumberg), no lo son. Es decir que pueden llegar a comerse varios años de cana por la reforma que impuso este sorete. Mirá vos la “centroizquierda”.Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: