La profecía de Bergoglio

Sábado, agosto 11, 2007

Encontré éste texto en un blog, y no sé si tiene como objetivo perjudicar a Jorge Bergoglio o a los Kirchner. Tengo entendido que muchos de sus seguidores ven a Bergoglio casi como un santo, por lo que seguramente creerían éste texto y actuarían en consecuencia, pero también estoy seguro de que los que apoyan y respetan a Bergoglio desde una postura, digamos, más racional, considerarían lo supuestamente dicho por el casi-Papa como signo de locura y mesianismo. Júzguenlo ustedes mismos.

Según han contado a este periódico varias fuentes inobjetables, hace aproximadamente un mes y medio, el ex presidente Eduardo Duhalde se reunió con el cardenal Jorge Bergoglio a efectos de hablar de la coyuntura del país. Inesperadamente, en un momento determinado, el religioso le habló al caudillo bonaerense sobre una “profecía” referida al presidente Néstor Kirchner. Ante el asombro del visitante, Bergoglio cerró sus ojos, levantó su mano derecha y comenzó a mostrarse “poseído” al tiempo que relató una aparente “videncia” en la cual aparecían “cadáveres colgando de columnas del alumbrado, muertes y disparos de armas de fuego”. La aparente profecía se trataba de algo que ocurriría supuestamente en el año 2008 y, según el religioso, era necesario que se hiciera algo para detener la posible reelección de Néstor Kirchner o el ingreso de su mujer a la primera magistratura. “Ud. doctor tiene la obligación de que esto no ocurra. Le pido que haga algo”, le dijo Bergoglio a un sorprendido Duhalde, quien corrió de inmediato a ver a un amigo, ex embajador político del menemismo, para contarle todo lo que le había ocurrido. Nervioso, mientras tomaba un oportuno cognac doble de un solo trago -raro en él, que sólo toma vino con soda-, Duhalde relató detalladamente a su confidente lo que había sucedido momentos antes. Ambos se miraron sorprendidos por un largo rato sin saber qué decir.

¿Qué hará Duhalde? ¿Intervendrá como le pidió Bergoglio o se quedará resignado esperando que no se cumpla la insólita profecía?

Solo el tiempo dirá.

Fuente

Anuncios

2 Responses to “La profecía de Bergoglio”

  1. Zabalita Says:

    Pues había oido de un par de personas este asunto de la profecía y no le daba mucho crédito al tema. Pero parece que va en serio. Creo que Don Orione también tuvo visiones acerca de un presidente colgado en Plaza de Mayo. Lo estoy esperando…

  2. juan23 Says:

    ¡Hola! ¿Qué tal? Soy periodista de una importante agencia de noticias y nos ha llegado una inquietante profecía a nuestra redacción. Por su naturaleza, es obvio que no podemos publicar semejante información, más teniendo en cuenta el contenido de la misma. Aparentemente, es una profecía referida a la Argentina. A su vez, no queda claro de quién es la autoría de la misma. Algunos van desde el Cardenal Bergoglio, pasando por un rapto de misticismo de la política Carrió hasta llegar a decir que corresponde a algo escrito por Solari Parravicini.
    La profecía es inquietante. Por favor, no dejes de leerla y pasarla a todos tus contactos por el bien de nuestra Nación. Ha recorrido ya varios países. Ojalá se difunda en todos lados y evitemos lo que se anuncia por el bien de todos. ¡Que Dios te ilumine!

    La muerte del dictador: Una profecía inquietante

    Escribo esto porque estoy angustiado, mejor dicho, aterrorizado. Simplemente no hay palabras para describir lo que siento. Desde hace varios meses, noche tras noche, tengo lo que yo llamo la misma visión. Si bien no podría explicar la diferencia no es un sueño común, ordinario… Es tan vívido, tan shockeante, que temo despertar con manchas de sangre en mi cuerpo, así de espantoso es. Es por eso que necesito dejarlo asentado, para que no me tomen por loco. Pero, además, para que la culpa no carcoma mi conciencia. De que no digan que no advertí de lo que estaba por suceder en las narices de todos y nadie, sin embargo, quiso ver.
    Como cada noche, no bien me duermo, la visión se apodera de mí y me encuentro, de repente, en una gran plaza extrañamente familiar. Cuando de pronto, lo que comienza como un tenue murmullo alrededor mío se transforma en un estruendo infernal de miles que gritan y luchan entre sí. Hasta ahí todo es agobiante para mí que no entiendo qué hago ahí. Es entonces, como si no me hubiese percatado antes, cuando oigo nítidamente disparos de armas de fuego entre la multitud. Mientras varios caen heridos fatalmente, la multitud se dispersa y alcanzo a ver lo que jamás imaginé. ¡En los postes de alumbrado público veo a personas ajusticiadas colgando de los mismos!
    En mi desesperación, necesito hablar con alguien pero es como que nadie me oye. Es angustiante. Escucho decir que se hizo justicia por mano propia. Que los que cuelgan son los más genuflexos del séquito que se olvidaron de la gente. “Por suerte la Reina pudo escapar”, dice alguien por ahí como con tristeza, “le correspondía el mismo lugar que al Dictador” y señala con el dedo. Es ahí cuando noto la extraña fascinación que ejerce en la masa uno de los colgados. Si bien está irreconocible por la sangre y los magullones, puedo distinguir con dificultad los rasgos del Dictador que gobernaba en las sombras y que sólo recién ahora refleja paz en su rostro inerte.
    En ese momento la “película mental” se detiene y una voz sin sonido en mi conciencia me dice que “todo esto es necesario que acontezca para abrir las puertas del Amor y la Paz no sólo a nuestro pueblo sino al mundo. Que cuando se fomenta la división y el odio, se recibe, más temprano que tarde, lo mismo que sembramos. Que las cicatrices que llevamos como nación harán que seamos más humildes y que nos convirtamos en un faro de luz en el mundo ante los hechos que se avecinan”… De ese modo, cada vez que finaliza la visión, me despierto en las mañanas empapado en sudor, temblando. ¡Es como si hubiese estado ahí! Trato de convencerme a mí mismo diciendo que es sólo un sueño, nada más; pero cuando prendo el televisor y veo a la Reina y al Dictador hablando y gesticulando ajenos a la realidad que los circunda, la piel se me eriza…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: