Defensa de CFK

Miércoles, agosto 1, 2007

Las operaciones de prensa son un clásico en la política argentina desde siempre. En los últimos años, el kirchnerismo ha hecho varias, con y sin éxito. Por poner ejemplos, sacaron a la luz el pasado de Juan José Álvarez como agente de la SIDE en la dictadura, intentaron aprovechar políticamente el secuestro y la liberación de Luis Gerez, y torpedearon la incipiente carrera de Juan Blumberg en la política al descubrir que él no es ingeniero (aunque tengo serias dudas de que de hecho haya sido el kirchnerismo quién le dio la primicia a Ámbito Financiero).
El gobierno no es inocente en ese terreno. No obstante, el que haya sido victimario no impide que pueda ser víctima de operaciones de prensa. Y en las semanas previas y posteriores al lanzamiento de la candidatura de CFK, he notado que desde ciertos sectores se quieren imponer determinadas ideas sobre la senadora, primera dama y candidata a presidenta. El propio Luis Majul admitió en su blog la posibilidad de que esa operación exista, pero concluyó “A veces la verdad publicada en forma de operación de prensa, repetida, amplificada e instalada ayuda a los chorros, a los mentirosos y a los más malos de todos. Pero siempre es mejor informar que callar”.
Como yo no considero que lo que se dice de CFK sea la verdad, voy a enumerar las críticas que se le hacen y tratar de refutarlas.
  1. Que es una frívola que sólo se preocupa por ir de shopping por el mundo.
  2. Que es una marioneta que Kirchner utilizaría para gobernar 4 años más desde las sombras.
  3. Que es una loca desequilibrada y peligrosa.
  4. Que no está preparada para ser presidenta.
  5. Que su candidatura es ilegal e ilegítima, porque no surgió de elecciones internas.
  6. Que su ascenso a la presidencia sería una sucesión de tipo familiar al estilo de Corea del Norte o Cuba, por no hablar de las monarquías absolutistas.
El punto 1 no vale la pena rebatirse. Si CFK fuese una frívola cuyo único interés es la moda, se habría limitado a disfrutar los beneficios de ser “la esposa de” en vez de labrarse una carrera política propia.
El punto 2 y el punto 3 son directamente contradictorios. Si CFK fuese una loca desequilibrada, Kirchner no podría ponerla en la presidencia y manejarla a su antojo.
Además, el punto 3 no tiene mucho asidero, salvo en el hecho de que CFK da discursos bastante apasionados. Sin embargo, no recuerdo que nadie haya calificado como loca a Elisa Carrió, pese a que ha comparado a Néstor Kirchner con el fusilado dictador rumano Nicolae Ceaucescu, que ha calificado a su gobierno como “régimen fascista” en varias ocasiones, y que ha dicho que si el oficialismo triunfa en las elecciones de octubre ella terminará presa. Dudo mucho que se puedan hallar afirmaciones tan zarpadas en boca de CFK.
El punto 4 es también absurdo si lo comparamos, nuevamente, con el caso de Elisa Carrió. Carrió y CFK no han ocupado cargos en el Poder Ejecutivo, sino que vienen desarrollando sus carreras políticas en el Legislativo desde la década del ‘90. Y sin embargo solamente se duda de la experiencia de CFK, omitiéndose la de Carrió. Otro punto que hay que recordar es que Mauricio Macri, que hace poco fue elegido jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, sólo registra un paso por la función pública: su período como diputado nacional comenzado en el 2005, durante el cual él no se destacó absolutamente en nada. No recuerdo que nadie de los que hoy habla de la inexperiencia de CFK haya mencionado la inexperiencia de Macri en la campaña porteña.
El punto 5 ignora el hecho de que:
  • La ley de internas abiertas, simultáneas y obligatorias fue derogada hace varios meses. Ergo, su candidatura es legal.
  • Ni Carrió ni Ricardo López Murphy ni Roberto Lavagna, los tres candidatos principales de la oposición para ocupar el sillón de Rivadavia, han realizado internas. Ergo, su candidatura no es menos legítima que la de los demás.
El punto 6 debería ser descartado de plano, pero siempre hay imbéciles dispuestos a creerlo: la Argentina es una democracia. No es Kirchner quién le entrega la presidencia a su esposa, sino el pueblo, en elecciones libres. Cuba y Corea del Norte son dictaduras. Me parece una perogrullada tener que decir esto, pero es así.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: